“NO VAMOS A REALIZAR NINGUNA ACCIÓN PERJUDICIAL PARA EL SISTEMA EDUCATIVO”, Christian Ponce, Inspector Gral. distrito Mercedes

El sistema educativo provincial trabaja fuertemente para asegurar un regreso a la presencialidad de forma segura y cuidada. Qué protocolos se están desarrollando y cómo será el regreso.

Desde hoy los docentes y directivos están reunidos, algunos de forma presencial y otros de forma virtual, para continuar con el trabajo que comenzó en diciembre del año pasado con el fin de adaptar el sistema a las nuevas normativas dadas por la pandemia.

Por otra parte, a partir del 17 de febrero se va a llevar adelante el “Plan de intensificación”. El mismo consiste en una asistencia a aquellos alumnos que tuvieron algún tipo de dificultad o falta de conexión durante el período 2020. Por otro lado, a partir del 1 de marzo, se proyecta el comienzo general de las clases en forma paulatina teniendo en cuenta los protocolos de cuidado establecidos por la provincia de Buenos Aires.

Según explicó Ponce, el Inspector General del Distrito , no se realizará ninguna acción que pueda perjudicar al equipo docente, alumnos o auxiliares. “El protocolo es muy estricto y riguroso. Está hecho para cuidarnos a todos”, dijo.

Todo se está organizando bajo el concepto de “burbuja”. Esto implica que cada escuela irá adaptándose en función del espacio, el tipo de construcción y accesos con los que cuente cada institución. De esta manera, los grupos variarán en función de las dimensiones de cada colegio. Además, quienes asistan deberán hacerlo con barbijo, se tomará la temperatura antes de cada ingreso y la duración de las clases es de 90 minutos con un intervalo que permitirá desinfectar los salones. Según sea el caso, algunas instituciones podrán tener mayor cantidad de clases de modo presencial, otras una combinarán la presencialidad con clases virtuales y algunas sólo virtual.

Ponce, comentó que “es un protocolo ambicioso donde el Consejo Escolar está proveyendo de las máscaras, alcohol e insumos de desinfección y termómetros”. Y que si bien todavía quedan algunas entregas por realizar, desde la provincia de Buenos Aires, están ocupándose de brindar todo lo necesario para asegurar los cuidados mientras se desarrolla la educación presencial en pandemia.