“Elsa huele la noche”, un documental que rescata la vida de la cantinera del Club Comunicaciones

De la mano de Gabriela Florella, el trabajo audiovisual busca recoger 41 años de historia de una de la mujeres que hicieron y hacen a la cultura nocturna mercedina desde los márgenes.

Arte de Valentino Rutigliano (@valentino.rut)

Un 12 de julio de 1980, Elsa Palleros comenzaba a hacerse cargo de la cantina del Club Comunicaciones. Sin querer y a consecuencia del amor, Elsa se convertiría en la mujer más dura y sensible de la noche mercedina. Hoy, 41 años después de aquella noche frente al galpón, Elsa, una gestora por defecto de la cultura popular de la ciudad, tendrá su documental.

Bajo la idea y la producción de Gabriela Florella, el documental busca narrar la historia de esta mujer que, al poco tiempo de llegar al Club quedaría sola y con una hija recién nacida al frente del mismo para terminar siendo parte de las mejores anécdotas de las noches y los días que formaron generaciones y, con ello, parte de la cultura local.

La idea de recolectar parte de la vida de Elsa comenzó por la combinación de dos eventos: un trabajo a presentar en la diplomatura de arte audiovisual que actualmente cursa Florella y como propuesta de un trabajo de rescate y revalorización de las mujeres mercedinas surgido en el grupo de mujeres artistas “La Hoguera”.

Acompañada en dirección, producción y sonido por Paloma y Tomás España y Sebastián Remolgado, Gabriela, buscará narrar una historia que comienza con una Elsa con una vida “armada” y llena de comodidades para reemplazarlo todo por un amor, un club y ese mismo galpón como hogar. “Yo fui, hace muchos años, en busca de historias de cuchillos y sifones y me encontré con una historia de amor”, dice su creadora. 

Según contó Florella, lo que comenzó como una simple entrevista terminó en brindis: “encontrarnos con Elsa, que nos recibió con empanadas con tortas, terminó siendo un pequeño festejo de toda esta historia”. Para Gabriela, quien además es directora de la ya clásica comparsa Lesionados por el Corcho, la cual convirtió al Comunicaciones en hogar para sus preparativos y festejos de carnaval, “todos los mercedinos tenemos un poco de ADN de Comu. Era como nuestro Parakultural”, remata, en referencia al espacio porteño cultural famoso durante las décadas del 80 y 90 por alojar al movimientos contracultural.

El documental aún está en producción y estarán recolectando testimonios, afiches e historias de quienes hayan pasado por este Club que llegó a alojar, entre tantas historias, a Las Madres de Plaza de  Mayo y fue testigo de un encuentro de “La Casa de la Amistad Argentino Cubana”, sólo por nombrar algunos eventos.

“Elsa huele la noche”, promete. Como todo lo que Elsa y su figura, prometió y cumplió estos años.