LA BERSUIT VERGARABAT EN RADIO MERIDIANO

Como la frutilla del postre que cerró la doble jornada alrededor del Salame Quintero Mercedino, una de las bandas argentinas más populares, cerró este festival 2021. Tras el éxito, quedan altas las expectativas para la Fiesta de la Cerveza el próximo 7 y 8 de noviembre.

 

A las 9 am del domingo llegó la banda al predio del Parque Municipal para probar sonido y chequear que todo funcione perfectamente en la gran noche del cierre. Desde Radio Meridiano, Lucía Florella pudo conversar con Cóndor Sbarbati, uno de sus integrantes y una de las voces principales.

Periodista: ¿Cómo se preparan para el show?

Cóndor Sbarbati: Tenemos muchas ganas tanto los artistas de subir a un escenario y poder tener nuestro público abajo y el público recíproco tambié, abajo disfrutando del show.  La verdad que volver a tener estos shows así en este marco y estas fiestas, hacían mucha falta para la cultura y para la gente.

P: Son una banda que lleva más de 30 años en la música, ¿cómo viven eso?

C: Llevamos ya 33 años el trayectoria y por eso hay varias generaciones en nuestros shows. Eso es lo lindo. Nuestro show, se ha convertido en una banda popular donde las familias vienen a disfrutar de las canciones y a cantarlas juntos y emocionarse o hacer pogo. Es muy lindo ver a las familias interactuando con nuestras canciones y disfrutando juntos.

P: ¿Cómo surgió La Argentinidad al Palo?

C: Argentinidad al palo, nace como una una especie de pintura de la Argentina. Cuando nosotros empezamos a viajar por todo el mundo allá por el 2000, cuando los argentinos se exiliaban por ahí empezamos a ver que los argentinos que estaban exiliados eran, digamos, como más argentinos por el desarraigo y por un montón de razones. Entonces empezamos como a ver esas características argentinas mucho más marcadas y también cómo nos veían a nosotros afuera.

P: ¿Tiene planificado presentar algún tema nuevo o sacar algún disco?

C: Estamos preparando muchísimos estrenos. Antes de fin de año la idea es sacar, por lo menos, dos canciones para un futuro disco en estudio con vídeo y todo.

P: ¿Pudiste recorrer el predio?

C: Acabo de llegar y lo primero que hago cuando llego a un escenario es empezar a recorrer el lugar. Fui a mirar los puestos y ya la gente está de temprano. Eso me encanta. La gente se va a arrimando desde tempranito, los puestos locales de los mercedinos ahí con sus proyectos, sus pymes y sus cosas. La verdad que me encanta. Ya me compré una miel, ya me compré un par de salames y ya estoy al día

P: Siendo una banda reconocida tanto el Latinoamérica como en el resto del mundo, ¿cómo es tocar en fuera de Argentina?

C: Es una banda muy reconocida en todo Latinoamérica. Pero nos ha tocado, por ejemplo, viajar a lugares por primera vez como Alemania y en Europa la gente siempre está ávida de ver cosas nuevas y generalmente les gusta mucho la música latinoamericana y más con nosotros que somos una banda que hace muchísimos géneros musicales en realidad. Y, aparte de esos géneros somos divertidos, bien arriba, fiesteros y nada, ven a unos locos en pijamas saltando de un lugar para otro entonces como que llamamos mucho la atención. Siempre terminan enganchándose con la música hasta sin saber el idioma.

P: Su atuendo es bastante particular ¿Cómo surgió cantar vestidos de Pijama? 

C: Los pijamas los llevamos puesto desde el primer show en el año 88. Surgió por un concurso donde no solo se premiaba la música, sino también la apuesta en escena y el vestuario y, como no tenían plata en ese momento para comprar camperas de cuero y obviamente como la música que hacía tampoco era la representativa de camperas de cuero y esas cosas, a uno se le ocurrió llevar un pijama. Así que, desde ese primer día de ese primer show  en Cemento, La Bersuit no ha tocado sin pijamas en ningún show.

P: ¿Cómo vivís el hecho de volver a tocar después de una pandemia?

C: Con todo lo que nos ha pasado en esta pandemia, pienso que si no aprendimos acá a ser mejores… Lo demás es descartable. Lo demás es cotillón, diría una amigo. Estamos muy contentos y notamos también en la gente esa alegría de poder empezar a disfrutar de la cultura y de que estos eventos se puedan volver a realizar, no solo porque ese alimento al alma que es la cultura, sino por una rueda de trabajo todo esto gire; la gente que le pone el pecho y le puso el pecho a esta pandemia. Muchos han caído, pero bueno, esta es una manera de poder salir y mirar ese impulso nuevo para volver a levantarse. Así que a inflar los corazones y a salir para dar para flote de vuelta.