De los cinco colegios de Mercedes que viajaron a Bariloche, en tres se detectaron casos positivos de Covid

El dato lo confirmó el secretario de Salud del Municipio, Néstor Pisapia, luego de que, a raíz del aumento de contagios en aquella ciudad, se suspendieran los viajes de egresados hasta el 6 de enero. Suman 19 las personas infectadas.

 

Cuando se autorizó la reanudación de los viajes estudiantiles se establecieron parámetros como la obligatoriedad de un seguro Covid y las normas a cumplir por los egresados y sus acompañantes al momento del regreso. “Era sabido que debían respetar una cuarentena. Asimismo, de acuerdo con el contrato de responsabilidad firmado por la empresa que los llevó, todos los chicos que dieron positivo debían permanecer en Bariloche hasta terminar su aislamiento. El resto de los compañeros tenía que realizarse un hisopado entre 48 y 72 hora antes de emprender el regreso”, detalló Pisapia.

“Ahora bien, ese hisopado realizado después de un contacto estrecho con un caso positivo no es definitorio de que la persona no tenga la enfermedad. El hisopado les permitió viajar, nada más. Nuestra recomendación a todos los que volvieron de Bariloche era que tenían que permanecer aislados en sus domicilios, sin contacto con sus familiares”, amplió el funcionario. “Yo personalmente hablé con algunos padres que estaban en Bariloche al momento de enterarme de la novedad y les expliqué cómo tenían que actuar y cuáles eran las condiciones para el regreso”.

Acá lo que pasó es que algunos chicos y padres concurrieron a hisoparse antes de cumplirse el séptimo día, por lo que un resultado negativo no era garantía de que no estuvieran contagiados. Y desde la Municipalidad no podemos malgastar los recursos. Si el protocolo dice que, sin síntomas, recién al séptimo día se deben hisopar, tenemos respetarlo”.

“¿Quién controla que se cumpla el aislamiento?”, le preguntó con buen tino Alberto Florella en Radio Meridiano. A lo que Pisapia respondió que “pedimos las listas a las empresas que los llevaron a Bariloche y tomamos contacto con el 90 % de las familias. Les explicamos cuál era la situación, publicamos un flyer y yo hice una conferencia de prensa. El acceso a la información está garantizado”, subrayó. “Ahora hay que tratar de mantener la calma y cumplir con el protocolo”.

“Lo que pasó en Bariloche es que allá las burbujas son relativas, todos los chicos estuvieron con todos”, opinó el secretario de Salud, aunque admitió que “no hay que estigmatizar a nadie. Pero todos tenemos responsabilidades individuales y colectivas; si tratamos de cumplir con eso nos va a ir mucho mejor”.