MARIA ESTER SANCHEZ, LA MAESTRA DE LOCUTORES EN RADIO MERIDIANO

Maria Ester Sanchez, la histórica y reconocida locutora argentina, conversó con Alberto Florella en el aire de Comunicación y Vida. Dos vidas unidas por el éter.

En Chacabuco se festeja la fiesta del Maíz, Juan Alberto Badia es invitado para llevar adelante el evento y Maria Ester Sanchez, es la local asignada para acompañar en la locución al ya reconocido productor y periodista Badia.

Maria Ester tenía sólo 17 años cuando Badia supo ver su potencial y la animó a estudiar locución. “Así fue como yo, en un año, me fui a Buenos Aires a estudiar”. Así comienza la historia de una vida signada por la radio, la comunicación y la voz.

La conversación entre Alberto Florella y Maria Ester parece ser un juego de pin pon donde uno dice un programa y el otro nombra un locutor; uno menciona una radio y el interlocutor responde con un programa.

“He trabajado con los grandes y en distintos roles”, cuenta Ester quien tiene el orgullo de nombrar entre ellos a: Juan Carlos Altavista, Andres Percivale, Juan Alberto Mateyco, Hector Larrea”, sólo por recordar algunos.

Alberto, escucha atento las historias de Ester en los pasillos de Radio El Mundo, pasillos que también él recorrió en sus épocas de “Campo de acción” junto a Federico Petrera. “No nos cruzamos”, le exclama Alberto. Y Ester retruca “pero estuvo nuestra energía cerca y hoy nos encontramos acá”.

María Ester, quien hizo locución de todo tipo y color, fue la voz de grandes marcas, campañas publicitarias, de artistas, festivales multitudinarios, campañas de radio, cine y televisión. Fue, además, una de las primeras camadas de voces femeninas que comenzaron a pisar fuerte en los medios de comunicación. Colega y coetánea de Nora Perlé, Betty Elizalde, Nucha Amengual, Maria Ester Vignola, Estela Montes, entre otras mujeres que marcaron la locución y la historia de la radio, Ester no deja de destacar que, si bien se ha avanzado mucho en cuestión de equidad en el trabajo, aún hoy las locutoras siguen teniendo un rol de acompañamiento del hombre.

María Ester, aquella mujer que comenzaría haciendo suplencias en la AM de Radio Ridavia y terminaría siendo recordada por ser la voz de slogans históricos como “Yerba Unión, la única yerba suave que no afloja”, hoy dedica sus días a formar locutores en su rol de docente en diferentes instituciones.

La voz dulce y memorable de Ester, queda ahora marcada también en el aire de Radio Meridiano. Comparte anécdotas con la otra voz, la local, la de Alberto Florella que desde hace 24 años saluda a las 7 am puntual con su ya reconocido: “Muy buenos días, Mercedes”, dando lugar así a una mañana llena de noticias y buenas energías.